jueves, 29 de marzo de 2012

La leyenda del delfín rosado

 Llueve, llueve y llueve sobre la selva. Se está acabando la estación de lluvias que ya ha durado seis meses. Durante todo este tiempo, los más de 20.000 km2 de la confluencia de los rios Pacaya y Samiria, permanenecen completamente inundados. Sólamente pequeñas canoas a remo pueden deslizarse por los rios, riachuelos, regueiras y canales que se forman en la intrincada selva baja.

Perezoso de tres dedos Bradipus variegatus

 Los animales están en las copas sesteando (perezosos), saltando (monos), solenado (lagartos, anacacondas) o volando (loros, tucanes, guacamayos...)
...o en el agua: paiches, pirañas, manatís, delfines grises de rio y delfines rosados o bufeos Inia geoffrensis. Sí, también hay delfines en los rios del Amanzonas, a más de 4000 km del agua salada.

Tucán Ramphastos tucanus
Los pescadores de Lagunas (Loreto, Perú) conocen a los bufeos, y saben que cuándo se enamoran de una mujer, abandonan su poza convertidos en hombres altos, de cabello rubio y piel blanca. La mujer, enamorada, acompaña al bufeo a su poza y no regresa jamás.

La leyenda acompaña a este animal escaso, fantástico, una de las pocas especies de delfines que se habituaron al agua dulce, en la mayor cuenca hidrográfica del mundo.

Bufeo o delfín rosado Inia geoffrensis en el rio Aipena

sábado, 24 de marzo de 2012

Los campesinos de la selva...

 Botas de goma, expresión recia y machete en la mano, bajan los hombres de sus chacras, algunas a más de dos horas de camino. Sudan y coquean. Cultivan cacao para venderlo barato a los paises del Norte que les devuelven rico y caro chocolate.

Las mujeres, en las cocinas, 40º C, olor a lumbre, a plátano y a arroz en la pota, porque es lo que "deben" hacer. Ellas también cuidan a los niños, generalmente muchos.

Primera sensación, hostil, en uno de los últimos reductos de Sendero Luminoso y del MRTA (Movimiento Revolucionario Tùpac Amaru).

  


Tambo campesino, cacao y selva alta


Sin embargo, 5 días de convivencia en la selva, lejos de pueblos y carreteras, disiparon cualquier atisbo de hostilidad. Hospitalarios, trabajadores, a veces rayando la servilidad, amables y muy muy bravos. Cinco dìas en la selva y por primera vez tomamos conciencia de lo desvinculados del medio natural o de lo vinculados al medio urbano que estamos los occidentales. Ellos conocen sus montes a pesar de ser uno de los medios más díficiles del planeta, identifican a las aves por sus cantos, detectan a los animales donde otros sólo vemos un mar de denso follaje en el que los árboles nos ocultan el bosque, conocen las propiedades de las plantas y las utilizan... y sobretodo, saben que quieren proteger sus selvas.

¡Mucho que aprender! Continuará...

El Jorge, Francisco, Segundo y Segundo Heliberto nos mostraron la selva. Un placer haberos conocido.

sábado, 17 de marzo de 2012

Peruchis y machu pichus

Para la cultura occidental los peruanos a primera vista no son ni guapos, ni altos, ni excesivamente simpáticos. De hecho, Miss Mundo no ha debido de caer nunca por este país, ni parece que a corto plazo vaya a hacerlo. A menudo en España se conoce a los peruanos despectivamente como peruchis (en los círculos progres) o como machu pichus (entre los más conservadores). Pero resulta que esos peruanos a los que tan a menudo despreciamos, son los mestizos (la mayoría del país), aquéllos con tanta sangre española y europea, como peruana. Y curiosamente, son los peruanos nativos (las tribus) los que poseen los rasgos físicos más armónicos, dulces y hermosos a ojos de un occidental.
El problema es que solemos juzgar siempre precipitadamente alejándonos bastante de la realidad. La realidad de un país no es la que obtenemos del primer contacto visual con uno de sus habitantes. La realidad es que en todos los países se cuecen habas, hay ricos y pobres, guapos y feos, amores y desamores, y vidas tan interesantes como la de cualquier occidental. Pero parece más fácil pensar que nosotros somos más guapos, más altos y que nos enamoramos más que los habitantes de los países en vías de desarrollo. Esta  superioridad tan mediocre típica del primer Mundo parece que nos da fuerza para seguir hundiendo a los más pobres, para seguir expoliando sus recursos naturales sin que nos duela, para seguir desangrando las venas de América Latina ... Nunca olvidemos que España es lo que es gracias a esa América.
El opresor siempre busca argumentos para mantenerse, y el oprimido o revienta o se hace a la idea y deja de darle vueltas. Los peruanos son de los segundos, pero lo hacen con tanta dignidad, que se elevan por encima de la pobreza con elegancia renacentista. Algo así como cuando bailan cumbia frente a un occidental; el peruano sonríe mientras el occidental sueña con ser capaz de imitarle, a sabiendas de que nunca pasará. Volviendo al principio, que la sangre de españoles y europeos sea el motivo de que los ragos de los peruanos mestizos se aleje tanto del estereotipo de belleza occidental, a mí me hace pensar.

                                                                                                                                                          Manu

viernes, 16 de marzo de 2012

La carretera que destruyó la selva alta


Así podría ser recordada la Via Marginal de la Selva en el futuro. Esta carretera comunica la ciudad costeña de Chiclayo con Tarapoto, en la selva alta. Cruza todo el piedemonte andino y pretende llegar hasta la región de Madre de Dios, más de 1000 km al Sur, y sede de santuarios ecológicos como el Manu y Tambopata. 

Esta carretera ha supuesto el inicio de una fuerte migración desde las regiones andinas y costeras, en busca de un hueco en el "granero del Perú". Las familias se asentaban, dónde podían, al principio, a la vera de la carretera. Deforestaban un trocito de selva para poder cultivar café, arroz, cacao, maíz....Los siguientes en llegar se asentaban un poquito más adentro y tomaban su pedacito de terreno. Al final, un ejemplo "de libro" de fragmentación del hábitat: la carretera disecciona la selva y proporciona accesibilidad, las familias van cultivando y perforando los hábitats nativos, el tamaño y la cantidad de parcelas cultivadas va aumentando y también su aislamiento. Cada vez menos selva alta y más fragmentada. 

Loreto, la región más grande y aislada del Perú. Más grande que todo Italia. Con capital en Iquitos, está cubierta en su práctica totalidad por selva baja. La lancha que recorre el río Marañon, es hasta el momento, su única via de acceso. Remota, aislada, salvaje y fascinante. ¿Qué pasaría si la amenaza, revestida de desarrollismo, de comunicar Iquitos por tierra, al final se materializase?

Sin embargo, aún estamos a tiempo de que esta carretera no sea recordada por el titular de esta entrada.

jueves, 15 de marzo de 2012

Los Kechwa de la selva de San Martín


Comunidades no indígenas y comunidades nativas Kechwa comparten ubicación en la ciudad de Lamas (Dpto de San Martin-Perú). Los últimos se aglutinan en el barrio Wuayku. Hasta acá llegaron desde la Sierra varios siglos atrás. Viven en casas grandes de tapial y teja o calamina, no muy diferentes a lo que nos podíamos encontrar en el Páramo Leonés hace tan solo unas pocas décadas . Hablan Kechwa. En su chacra, monte arriba, recogen plátanos y frutas inimaginables cuyo nombre no llego ni siquiera a pronunciar. También comercian con su artesanía. Sencillo y suficiente para vivir bien... y parece que mucho.

En la parte alta de la ciudad, una población completamente occidentalizada que lucha por un lugar en la sociedad capitalista del consumo. Nada muy diferente a lo que encontramos en la mayoría del hemisferio Norte.


La comunidad nativa, sin embargo, resulta un interesante reclamo turístico que revierte en toda la ciudad. A cambio, los indígenas se monetarizan, pierden parte de su cultura y conforman un falso escenario de teatro dominical y turistero. Aún con todo, siguen manteniendo algo de la esencia que les diferenciaba como pueblo. 


¡Y que les dure!

lunes, 12 de marzo de 2012

El contraste de la corriente de Humboldt


Lima está bañado por la corriente de Humboldt. Una corriente marina fría que hace de las aguas costeras un sistema inusualmente productivo, y que sin embargo, en la tierra, mantiene un desierto extremadamente árido y hostil. En Lima nunca llueve. Paradójicamente, en el centro de Miraflores -distrito acomodado de la ciudad-, lo llaman "Costa Verde" y es uno de los paraìsos del surf. Curioso.

Una delgada linea separa un ecosistema diverso de otro árido y homogéneo, una linea igual de estrecha que la que separa la riqueza de la pobreza a lo largo de toda la ciudad. Haría falta una "nueva corriente de mezcla" que redistribuyese los recursos de una manera más equitativa.

sábado, 10 de marzo de 2012

Limas



Hay varias Limas. Y no están lejos. Apenas unos centenares de metros separan la pobreza absoluta de la riqueza y la sociedad del consumo. Difîcil de digerir.

El rio Rìmac parece ser el origen de la ciudad en que viven la mitad de los peruanos. Sin embargo, según te alejas del río y te alejas de la costa, el agua no es más que un puro espejismo en km y km de desierto hostil, lleno, primero, de casitas humildes y hacinadas y luego de chabolas pendientes de la inestabilidad de los cerros. Cerros, a los que siguen llegando familias de la sierra en busca de un futuro para sus hijos. Un futuro quizás no muy halagüeño ¿hasta dónde y hasta cuàndo?

Muchas de estas familias se desplazan cada día a los centros histórico, financiero y turístico y consiguen mantener la cara agradable de la ciudad que disfrutan unos pocos limeños en un "mundo de telenovela". Demasiados contrastes para dejarte indiferente. Eso sí, todos y siempre, a ritmo de cumbia.

Gracias Emi. Gracias Iñaki. Gracias a los niños y las niñas del Cerro el Volante. Gracias por mostrarnos la otra cara de Lima, la de verdad.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Destino: Perú

Los viajes comienzan mucho antes del momento de embarcarse. Éste empezó hace meses. Sin destino. Ahora sí que lo tiene. Lejos de las rutas turísticas, no habrá Machu Pichus, ni Cuscos, pero sí que buscaremos ese otro Perú, el de verdad, el de sus gentes y su día a día. Entre selvas y altiplanos. Regustillo de aventura. Mochilas y ruta!

viernes, 2 de marzo de 2012

Aires de primavera. El celo de la perdiz roja.

video
1 de Marzo 2012. Perdices rojas en la montaña de León

En muchos pueblos del norte ibérico, los cantos de las Marzas reciben el mes de marzo y anticipan la llegada de la primavera. También el celo de la perdiz roja Alectoris rufa anticipa la primavera. Los machos, cantan y combaten por el favor de una hembra, en un celo precoz preludio del de otras aves de las montañas cantábricas.

(A pesar de la pésima calidad del video, la imagen me pareció lo suficientemente bonita como para merecer una entrada)