sábado, 14 de julio de 2012

Cambio planetario ¿apocalipsis?

Esta vez no se trata de predicciones apocalípticas de profetas visionarios, un artículo en la revista Nature firmado por una veintena de grandes Popes, es para tomárselo en serio.

¿Y qué es lo que predicen?
Predicen un cambio de estado en los ecosistemas a escala global, IRREVERSIBLE, y con una alta probabilidad de producirse antes de 2050. Ahí es nada. 
Pero cuáles serán las consecuencias de este cambio de estado ¿en qué puede resultar exactamente? Aquí entran en juego la incertidumbre y el factor sorpresa. Sin embargo, tenemos algunas pistas; no es el primer cambio de estado a escala global que ocurre en la Tierra. Otros 7 le preceden: la transición entre el último periodo glacial e interglacial, las 5 grandes extinciones en masa y la explosión del Cámbrico. Casi todos resultaron en grandes extinciones, cambios drásticos en la distribución, abundancia y diversidad de especies y en la emergencia de nuevas comunidades. 

Cambio de estado predecido como consecuencia de la transformación de los ecositemas naturales

La influencia del hombre en el planeta ha sido a lo largo de los pasados milenios y es, en la actualidad, tan grande que hay quién reconoce durante este tiempo otra era diferente: el Antropoceno. Y es que somos nosotros, o mejor dicho, nuestro desaforado crecimiento como especie el que está detrás del incremento en el consumo de recursos, de la creciente fragmentación y transformación del hábitat, de la producción y consumo de energía, del cambio climático...

Detonantes de una potencial transición crítica planetaria. a) Transformación y fragmentación de paisajes, b) cambios indirectos en áreas naturales adyacentes a las transformadas, c) superficie transformada en paisajes agrícolas, d) zonas muertas en los oceános resultado del lavado de contaminantes agrícolas, e) cambios atmosféricos y en la química oceánica como consecuencia de la liberación de gases de efecto invernadero, f, g) extensión de enfermedades incluso también en zonas remotas como el escarabajo que acaba con coníferas en zonas de taiga (f) o el hongo extendido por el hombre que acaba con poblaciones de anfibio (g), h) deshielo de glaciares.
Volviendo a las consecuencias de una posible transición en la Tierra y ligándolo con nuestro Antropoceno, es posible nosotros no nos libremos de sus consequencias. Probablemente también se produzcan pérdidas importantes en los servicios ecosistémicos que mantienen a las poblaciones humanas. Y esto quizás nos preocupe un poco más. En nuestras manos puede que todavía esté anticiparnos y para ello, reducir la tasa de crecimiento poblacional humano, incrementar el uso de energías no fósiles y la eficiencia de estas últimas, también aumentar la eficiencia de la producción de alimentos en vez de transformar más superficie, manterner la naturalidad de los reservorios de biodiversidad, etc... Una tarea díficil pero que parece que por la cuenta que nos trae, no deberíamos dejarla caer en saco roto. 

Las figuras y lo que aquí se cuenta proceden del artículo: 
Barnosky, A. D., E. A. Hadly, et al. (2012). "Approaching a state shift in Earth/'s biosphere." Nature 486(7401): 52-58.
que bien merece ser leído.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada