jueves, 23 de febrero de 2017

¡Al Grano!

 



No es sólo una plaza más, es la que queda, es la única, la que nos sigue uniendo a la Tierra, a los cantos rodados de nuestros ríos y a las arcillas de las riberas, a la hierba que reverdece cada otoño y cada primavera. La que nos recuerda lo que somos, de dónde venimos y la que llena de una belleza humilde, popular, austera este rincón del viejo mundo. Sin pretensiones ni invasiones de cemento, de unifomidad, de piedra homogénea y aburrida, luchando contra una modernidad mal entendida que todo globaliza, normaliza. La Plaza del Grano es tierra, es canto, es grano, es calma, es calecho y filandón, es armonía y es juego. Es ecología e historia, artesanía del tiempo. Es popular y humilde. 

Y no sólo eso, ahora es ya mucho más, es el símbolo, es la lucha contra el caciquismo, la manipulación, es nuestra esperanza de no volver a cometer los mismos errores. L@s leones@s la queremos conservar como está, lo han visto las calles de una tierra estoica a la que le cuesta quejarse. La plaza se ha vuelto a llenar de talleres, de flores, de guardianes, de asambleas, de tertulias, de vida y de esperanza.
¡No pueden no escucharnos!

 -----------------------------

Una leonesa desde la fría Canadá que está deseando pisar la Plaza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada