lunes, 2 de abril de 2012

Aleteo de tiburón

Atardecer en el puerto de Máncora.

La playa de Máncora, en el Pacífico y al Norte del Perú, amaneció llena de peces muertos. 

"Llevábamos tres meses de sequía y, ayer el mar fue generoso. Sin embargo, rápído se olvidaron de la escasez. Todo lo que sobraba lo botaron a la playa nomás" Así nos lo explicaba un viejo pescador. 

Nos acercamos al puerto y allí casi sólo encontramos pequeños escualos a los que habían cortado las aletas, entre algún que otro atún. Sólo algunas especies tienen el suficiente valor comercial para que la pesca merezca la pena, el resto se descartan ya después de muertas en un arte muy poco selectivo. Una pesca muy agresiva que elimina a los superpredadores (tiburones y atunes), incapaces de recuperarse a corto plazo. Pesca con un futuro incierto. Algunos paises ya han prohibido el aleteo de tiburón (pesca de escualos para aprovechar sus aletas, muy codiciadas por la gastronomía asiática debido a sus supuestas propiedades afrodisíacas y curativas). Pero no todos...

Personalmente, me abstengo de tomar sopa de tiburón.


Pez "descartado" en la playa.
Gracias Manu por contarme todo lo que aprendes en los documentales y por participar en esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada