sábado, 28 de febrero de 2015

Pingüino de río

En los cursos medios y altos, aguas limpias, macroinvertebrados, su distribución perfila en el mapa las montañas de la meseta Norte y algunos puntos aislados de las montañas del Sur. Es el mirlo acuático Cinclus cinclus nuestro pequeño pingüino de río.
Es considerado bioindicador de aguas limpias y sistemas fluviales con un alto grado de naturalidad.  Y con bioindicador nos referimos a que su presencia y su tendencia poblacional nos marcan la calidad y la salud del ecosistema en el que vive. Según el Catálogo Nacional de Especies es una especie "De interés especial" en estas latitudes, sus números brutos en Iberia no parecen preocupantes, sin embargo su tendencia es claramente regresiva. Y decíamos que es un buen bioindicador de salud fluvial.
Nos preocupa nuestro pingüino de río, pero no sólo él: nos preocupan los macroinvertebrados, las truchas, las aguas de la montaña y los bosques de ribera, los desmanes y las nutrias. 
En estos días que ya huelen a primavera, los mirlos emparejados, empezarán a contruir su nido. En cada pequeño tramo de río, una pareja. Eso sí, sólo en los de aguas limpias y oxígenadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada